5 destinos de miedo, ¿te atreves a visitarlos?

5 lugares que te pondrán los pelos de punta
DESTINOS DE MIEDO

En esta temporada deberías animarte a hacer un viaje diferente, ad hoc con las celebraciones. ¿No se te antoja dormir en el castillo de Drácula o visitar una de las catacumbas más impresionantes del mundo? Si ya estás más que apuntando, checa estas opciones que lograrán sacarle un susto hasta al más valiente.

Y si no eres de emociones fuertes, solo dale una leída, ya sabes, cultura general. ¿Listo? ¡Comenzamos!

ISLA DE LAS MUÑECAS, XOCHIMILCO

Según cuenta la leyenda, en esta peculiar y escalofriante isla, vivía un señor llamado Julián Santana Barrera que un día se encontró con el cadáver de una pequeña niña enredada entre los lirios acuáticos. Después de semejante escena, don Julián comenzó a escuchar por las noches llantos, gritos y lamentos de la niña. 

Entre su desesperación y miedo encontró una forma de protegerse de aquella alma en pena que no le permitía descansar: poner en cada parte de su chinampa cualquier muñeca que se cruzara por su camino… Con el paso de los años logró coleccionar miles y miles de muñecas viejas que se encargaron de darle un toco bastante tétrico al lugar. 

Don Julián solía hablar de una sirena que se aparecía en los canales y le decía que se lo iba a llevar tarde o temprano. En 2001, don Julián sufrió un infarto mientras se encontraba pescando y su cuerpo fue encontrado dentro del agua. ¿Casualidad?

Actualmente la isla se encuentra deshabitada y es un sitio imperdible de visitar si te encuentras en Xochimilco pero ten cuidado con las muñecas que ahí viven.

CASTILLO DE DRÁCULA, RUMANÍA

En 1827 Bram Stoker le dio vida a uno de los íconos del terror más grande de todos los tiempos: Drácula, ese ser lleno de misterio, sediento de sangre humana y con el que nadie se quiere topar al caer la media noche.

La historia se ambienta en Rumanía, entre Valaquia y Transilvania; en términos reales no existía ningún castillo con las características que se reflejaban en el libro, el más cercano era el Castillo de Bran. De ahí que ese sitio se conozca como Castillo de Drácula y sea tan famoso entre los amantes del terror.

Siguiendo fielmente la historia el verdadero castillo de Drácula se ubica en Poienari, Valaquia. Ahí fue donde vivió Vlad Tepes, el sádico príncipe que inspiró a Stoker para escribir la obra que lo llevó a la fama. El lugar recibe turistas aún y para llegar al castillo se deben subir 1,426 escalones pero la vista le quita el cansancio a cualquiera.

Y si quieres seguir los relatos del libro fielmente puedes hospedarte en Hotel Castel Dracula, se ubica exactamente donde Stoker creó la residencia de su personaje. Como ves, opciones te van a sobrar para visitar estando en Rumanía.

CATACUMBAS DE LOS CAPUCHINOS, ITALIA

Si viajas a Sicilia en Italia, debes hacer una parada en Palermo para visitar el Convento de los Capuchinos y su peculiar museo conformado por 6 cámaras subterráneas localizadas bajo el convento… En su interior vas a encontrar miles y miles de cadáveres, algunos momificados.

En 1599 los frailes capuchinos construyeron las catacumbas para el descanso de sus hermanos difuntos pero no tardaron mucho en notar que algo raro pasaba con los cuerpos, pues no se descomponían al paso de los días, esto gracias a las propiedades del suelo y de la construcción; día con día fueron mejorando sus técnicas se embalsamiento hasta la momificación.

Para 1732 las catacumbas ya contaban con la extensión que ahora tienen; años más tarde los corredores comenzaron a llenarse de todo tipo de cuerpos y no sólo de religiosos: hombres, mujeres, niños, gente acaudalada o de poco dinero, todos querían ser exhibidos en las paredes de los capuchinos.

Si estás dispuesto a ver pasillos y cámaras llenas de cadáveres ve reservando tu viaje a Italia.

PRIPYAT, UCRANIA

El tiempo se detuvo en Pripyat hace más de 30 décadas, lo que solía ser un centro laboral, cultural y social perdió todo con la explosión del reactor número 4 de la Central Nuclear.

El impacto del desastre nuclear de Chernobyl dejó una marca casi imposible de borrar en la zona y cuyos efectos aún son visibles en personas afectadas con cáncer o deformaciones (algunos de estos problemas han pasado por generaciones).

A pesar de que se evacuó la zona a los 3 días del accidente, muchos locales regresaron a sus casas cuando tuvieron la oportunidad, pues ahí se encuentra todo lo que tienen, hablar con los pobladores y vivir desde su experiencia el trágico incidente llenará tu cuerpo de escalofríos.

Los tours que se hacen evitan pasar zonas de alta radiación, de hecho si visitas el sitio tu cuerpo puede irradiar entre 5 a 7 micro sieverts, que equivaldrían a unos exámenes de rayos X, por lo que no debes de preocuparte por tu salud. De un tiempo para acá se puso muy de moda entrar a las zonas prohibidas de Chernobyl, tú ten un poquito de consciencia y no arriesgues tu vida por unos likes.

BOSQUE DE LOS SUICIDIOS, JAPÓN

A los pies del Monte Fuji se ubica Aokigahara, uno de los bosques con más misterio en el mundo. Pues sus 35 hectáreas de vegetación se han convertido en el lugar preferido de cientos de personas para quitarse la vida.

A la entrada del bosque y en varios puntos dentro de él se pueden ver letreros que tratan de persuadir a las personas de que se quiten la vida. Además en más de un sendero se encuentran cintas que marcan los caminos que tomaron dichas personas; esto ayuda a que su cuerpo pueda ser encontrado o, bien, les sirve para poder regresar si es que lo deciden, pues es demasiado fácil perderse una vez dentro.

En medio de la inmensidad del bosque, el silencio que provocan las dimensiones de los árboles (no dejan entrar el viento) y la poca vida silvestre de la zona, se crea una atmósfera de inmensa tranquilidad pero al mismo tiempo de incertidumbre. 

En la cultura japonesa, el suicidio ha estado presente desde siglos atrás: en el siglo XIX las familias que no podían mantener a sus parientes ancianos o enfermos los abandonaban en el bosque para que murieran ahí, esto siguiendo la tradición ubasute. Tiempo después, la literatura se encargó de darle un plus al sitio; en libros como El Completo Manual del Suicidio de Wataru Tsurumi que afirma que Aokigahara es el mejor escenario en el mundo para quitarse la vida.

¿Te atreverías a visitar uno de estos sitios? Si es así, dinos en los comentarios cuál escogerías y por qué…

 

¡Vuela a la Vida!

Suscribete a nuestro boletín

O usa Facebook para subscribete:

Contacto

Correo electrónico:
[email protected]
O escribe un mensaje en Facebook a Vuela a la vida