El planeta está respirando gracias al Coronavirus

¡El planeta tierra lo está aprovechando!

BENEFICIOS DEL COVID-19

El Coronavirus pauso a todo el mundo, las calles en varias ciudades están desiertas, las fabricas e industrias contaminantes pausaron sus producciones, el flujo de turistas ha bajado y el cambio se ha notado. 

¡El planeta tierra está respirando! Este break le ha servido de mucho a nuestro hogar. Acompañanos a ver los cambios que se han percibido en Italia y China especialmente. 

Bajo el nivel de contaminación

Después de que las fabricas en Hong Kong fueran cerradas y las calles se despejaran en la provincia china de Hubei, el cielo retomó su color azul. En febrero aumentó 21.5% el promedio de “días de aire de buena calidad”, esto comparado con el mismo mes del año pasado.

La NASA y la Agencia Espacial Europea publicaron una serie de imágenes satelitales donde claramente se puede ver la reducción de las emisiones de dióxido de nitrógeno provenientes de vehículos, plantas de energía y fabricas industriales. Es impresionante como la nube visible de este tóxico gas se ha reducido considerablemente.

La naturaleza retoma lo suyo

Mientras que en Venecia el cambio es más que obvio: las aguas en sus canales se han vuelto cristalinas, tanto así que podemos ver el fondo de los mismos, esto ocurre porque la tierra en las aguas se ha asentado por la falta del movimiento de góndola y lanchas. 

Además, se han visto pequeños peces a lo largo de los canales e incluso cisnes que aprovechan de la falta de actividad humana para pasear por las calles de Venecia. Algo que ha dejado impresionados a todos, pues nunca imaginamos ver una Venecia solitaria. 

 

Visitantes inesperados

Los pobladores de Cagliari, la capital de la isla italiana de Cerdeña, se quedaron atónitos ante los peculiares visitantes que recibieron: un par de delfines fueron vistos en las costas. Los lugareños comentan que tenían años sin ver un mamífero de este tipo tan de cerca, pues el gran flujo de cruceros y embarcaciones lo impedía.

En Roma también recibieron unos turistas bastante diferentes… Una familia de jabalíes llegó hasta las calles de la capital Italia en busca de comida. Mientras que una fuente de la ciudad se convirtió en un lago para dos patos que rápidamente se adaptaron.

¡Descubre otros temas relevantes para tu próximo viaje!